ESTIMULACIÓN APROPIADA PARA LOGRAR EL ÉXTASIS

La mayoría de las mujeres dicen no sentir mayor satisfacción cuando tienen relaciones sexuales. Esto puede suceder por muchas razones. Entre ellas podemos señalar, la falta de química con la pareja, la rutina, problemas físicos y el desconocimiento de la información apropiada. Existen zonas en el cuerpo femenino que bien trabajadas provocarán la sensaciones suficientes para lograr es éxtasis y el orgasmo. Una de ellas es clítoris, su alta sensibilidad le convierte en uno de los lugares, donde se puede lograr una super estimulación con los medios apropiados. Pero, también, desde hace un tiempo se viene hablando del llamado Punto G, sobre esta zona interna de la vagina, se han tejido cantidad de mitos y leyendas, pero, lo cierto, es que existe y, con las técnicas apropiadas, se provoca que una mujer explote de placer y lujuria. En el mercado de los juguetes eróticos hay diseños creados para dar estimulación a esta zona de manera efectiva y segura.

punto G

ESTIMULANDO EL PUNTO G

Lo primero que debes saber para iniciarte en la estimulación de esta zona especial, es conocer dónde está situado. El Punto G se encuentra exactamente por detrás del clítoris por el lado interno de la vagina. Lo que, quiere decir que necesitas introducir el juguete sexual para poder masajear el área. Lo ideal, es que, después de adquirido el juguetito que más te guste dentro de los variados diseños que puedes encontrar en la tienda de artículos sexuales, te acuestes desnuda cómodamente sobre la cama. Ya en esa posición, abras las piernas y con los dedos acaricies el clítoris y lo magrees un poco. De seguida, abres los labios de la vulva y explora con la yema de los dedos el lugar. Después introduce un dedo con suavidad, luego dos y mastúrbate un par de minutos. Cuando estés lo suficientemente húmeda, toma el estimulador de Punto G, lubrícalo con un buen humectante que puedes adquirir en la misma tienda e introdúcelo lentamente con la punta orientada hacia la zona del clítoris. Explora el área interna con lentitud hasta que ubiques el lugar exacto. Ya allí, masajea la zona con la punta del juguete. Al hacer esto, sentirás un placer único y diferente, llegando a explotar en un orgasmo fabuloso.

En relación al modelo ideal de estimulador, lo mejor es que revises los diseños ofrecidos y te decidas por uno que tenga las dimensiones y detalles que más te exciten.

Anuncios